Viajes en el tiempo: un sueño dificil de comprender.

Escrito por el junio 1, 2020

Con la publicación del trailer de la tercer temporada de Dark, han surgido más teorías acerca del final de la serie y los personajes pero, ¿viajar en el tiempo es como lo describen ahí?

La naturaleza siempre ha sido un enigma para el ser humano, debido a esto surgieron las ciencias que, desde su creación, han buscado explicar los fenómenos naturales que antes parecían mágicos pero mientras más se sabe de ella surgen aún más dudas que hasta el día de hoy continúan creando debates para resolverlas.

Por otra parte, el concepto de tiempo y la nostalgia del ayer nos ha hecho preguntarnos miles de veces “¿será posible viajar al pasado? ¿al futuro? ¿llegar al origen de la humanidad o a su final?”, la curiosidad de adentrase en el tiempo ha inspirado series como Dark que aunque no la entendemos del todo nos apasiona al pensar que eso es posible, películas como Mr. Nobody o Donnie Darko que nos vuelan la cabeza al plantearnos los universos alternos y la posibilidad de saltar de uno al otro, incluso tenemos algunos cortometrajes que a pesar de ser breves plantean teorías como los viajes cíclicos.

Todos estos relatos comprueban el capricho que se tiene en torno a los viajes en el tiempo pero realmente, ¿en qué se basan estas historias?

En 1905 Albert Einstein revolucionó la física moderna con su teoría de la relatividad ya que planteó una manera distinta de percibir el tiempo, usando como ejemplo el envejecimiento más lento de los astronautas cuando salen de la Tierra con respecto a quienes nos quedamos aquí. Si bien no habla sobre los viajes en el tiempo, sí amplió el panorama de tiempo; en cambio, en 1957 el físico teórico John Wheeler usó por primera vez el término agujero de gusano para referirse al puente Einstein-Rosen y esto sí que tiene que ver con los viajes en el tiempo.

Los agujeros de gusano son una de las teorías más usadas en el cine, ésto consiste en la posibilidad de usar una especie de atajo para viajar a través del espacio-tiempo. Esta posibilidad surgió cuando el físico Ludwing Flamm describió que al crearse un agujero negro existe la posibilidad de la creación de un opuesto al que denominó agujero blanco, ambos podrían conectarse por un conducto de espacio-tiempo y ya que el primero te permite entrar y absorbe todo lo que se acerca a él, el segundo, por el contrario, permitiría tener una salida ya que repele la materia; después de algunos años Albert Einstein y el físico Nathan Rosen retomaron la idea de Flamm y plantearon de puentes espacio-temporales que conectarían en dos puntos diferentes del espacio-tiempo.

En la actualidad no se ha comprobado la existencia de estos agujeros de gusano y en el caso de que se encuentre alguno, sería imposible que un cuerpo atraviese por ellos ya que se aproxima que medirían entre 10 y 13 centímetros además de ser sumamente inestables y para estabilizarlos se necesitaría de otra materia que no existe en el universo y la tecnología actual no está preparada para crear.

Si bien es imposible encontrar y viajar a través de un agujero de gusano, a partir de estos fundamentos han surgido también algunas paradojas (hecho o frase que parece oponerse a los principios de la lógica pero no encierra una contradicción lógica, tan solo la aparenta) sobre las que se basan algunos filmes y libros. Un ejemplo de esto sería la paradoja del abuelo, llamada así por la novela francesa El Viajero Imprudente escrita en 1943 por René Barjavel.

El supuesto parte de que el personaje viaja al pasado para evitar que su abuelo y abuela se conozcan por lo que él termina por no existir en el futuro; ahora, ¿si él nunca fue concebido en el pasado, entonces nunca pudo haber partido del futuro? porque el futuro sólo es el resultado del los eventos del pasado, ¿no?

Hay dos posibles soluciones a esto, la primera es que la realidad y el Universo seguirían la flecha de tiempo, es decir, habría algún evento que imposibilitara la muerte del abuelo ya que la característica más grande el tiempo es que es irreversible, algo así como el destino. El segundo resultado podría ser la creación de una realidad alterna en la que las consecuencias serían diferentes a las originales, lo que no afectará al viajero porque en la línea de tiempo original todo sigue igual.

A su vez, tenemos la paradoja del bucle causal o Bootstrap, llamada así por el libro By His Bootstraps (Por Sus Propios Medios) del escritor Robert A. Heinlein, esta consiste en que una idea, objeto o información no pueden ser creados sin ser creados… ¿qué?

Después de que un objeto o una información en particular es enviada hacia atrás en el tiempo, esta será recuperada en el presente y se convierte en el mismo objeto o información que fue inicialmente enviado al pasado.

Viajero en el tiempo

En esta paradoja, el viajero no cambiaría nada del pasado sino que formaría parte de el al llevar consigo algún objeto o información. Por ejemplo, alguien viaja al pasado con los guiones de Star Wars esperando que George Lucas los firme pero cuando llega a esa época se da cuenta de que George no existe y el viajero, al tener los guiones, se convierte en el creador de aquella famosa saga. El bucle se crea porque no se conoce el origen de los guiones, existen cíclicamente sin haber sido creados.

Los viajes en el tiempo han sido un misterio que se hace más grande mientras la humanidad avanza y a pesar de que cada teoría tiene muchos argumentos que hacen prácticamente imposible llevarlas a la práctica, aún albergamos la esperanza de que un día, quizás de la nada, nos veamos envueltos en una época diferente y con la posibilidad de saltar a cualquier otra.

¿Por qué nos fascina tanto la idea de ser dueños del tiempo?


RHUTV

Current track
TITLE
ARTIST