¿Ser… o no ser? ¿o parecer? Mejor nada, o mejor todo.

Escrito por el octubre 14, 2020

Generalmente se piensa que las monedas tienen dos caras, lo cual es cierto, pero sus partes no son dos, son múltiples; como el canto, la impronta, la leyenda, etc. 

Es decir, aunque puedan existir elementos situados en un lado, no están determinados a estar en el anverso o reverso. Lo que sí es verdad, es que la sexualidad y el género se siguen percibiendo socialmente como si fuera una moneda. ¿Es entonces una persona libre de decidir su género y sexualidad cuando estas son separadas por una barrera? 

En términos técnicos de la biología, una persona de género binario es aquella que se identifica como hombre o como mujer según sea el caso. Pero desde hace más de una década se ha comenzado a utilizar el concepto de género no binario que abraza a las personas que no se identifican en ninguno de los lados de esta moneda. 

Y sí, claro que suena distinto a lo que conocemos o a lo que adoptamos como “normal”. Pero si no terminamos de entender que como sociedad nos encontramos en constante cambio, y nos aferramos a ideas del pasado sin tener un mínimo de apertura mental a las posibilidades, no vamos a entender nunca un tema así.

Ahora bien, en estos tópicos siempre es importante tener clara la distinción entre sexo, sexualidad y género. 

Sexo, y no el que se refiere al acto consensuado de darte placer con alguien más, es el concepto en biología, basado en el cromosoma con el que naces, determina si eres de sexo femenino (cromosoma XX) o  masculino (cromosoma XY). Lo que hasta este punto es prudente aclarar, para quienes no lo sepan, es que dicha construcción cromosómica puede variar, así que hay casos en los que los cromosomas tienen componentes de ambos sexos. Hay quienes mueren sin saber que, probablemente tenían características biológicas del otro sexo. 

Así que para quienes aún escudan su homofobia bajo la premisa de “es que no es natural”, están equivocados. Biológicamente existe la posibilidad de variar tu género pese al sexo con el hayas nacido. 

Género es, pues, una construcción social en la que, en principio sólo se daba la posibilidad de identificarse como hombre o mujer. Aquí está la clave: la identidad. Es la totalidad de lo que refiere al género, por tanto éste se puede elegir conforme a lo que TÚ Y SÓLO TÚ sientas que te identifica. 

Entonces, como último concepto pendiente de aclarar está el de la sexualidad. La cual tiene que ver con la orientación sexual de cada persona, independientemente de su sexo o género elegido. Es decir, se trata de lo que te atrae. 

De estos dos términos (género y sexualidad), parten los grupos de personas que conforman la comunidad LGBT+, esta misma que desde que se declaró que la homosexualidad no es una enfermedad, ha luchado por obtener los mismos derechos que los que se reconocen dentro del cisgénero, es decir, hombres o mujeres encasillados dentro de los estereotipos establecidos, mismos que cada vez se eliminan más. 

Sin embargo, sabemos que la principal lucha de este movimiento es en contra de la discriminación, en favor de la aceptación y la visibilización hacia quienes forman parte de él. Tal es el caso de los no binarios. 

Ahora si, ¿qué son los no binarios? ¿eso se puede?

Así es como llegamos al tema principal. Las personas no binarias, son (como ya lo mencioné antes), las que no logran identificarse como mujeres ni como hombres, lo cual tampoco significa que forzosamente estén en un punto intermedio, pues dentro del género no binario se desglozan algunos subgéneros.

Según el artículo de la página web Cinconoticias que habla sobre este tema, existen 5 tipos de identidad dentro de este género: 

  1. Agénero: cuando alguien no siente que pertenece a algún género. 
  2. Bigénero: la persona se considera tanto del género femenino como del masculino. 
  3. Tercer género: existe la posibilidad de asumir cualquier identidad dentro del espectro de los no binarios.
  4. Trigénero: quienes alternan entre identificarse como mujer, hombre o del tercer género. 
  5. Pangénero: incluye a quienes se identifican como hombres, mujeres y agéneros al mismo tiempo. 

Es en este punto en el que entiendo que se pueda volver complicado, también porque es este el género que exige más el uso del lenguaje inclusivo, tal como es la terminación “e” en las palabras que refieren al género como Doctore, jugadore, etc. O bien, los pronombres elle/elles. Otra de las razones de polémica para esta comunidad. 

¿Por qué hay que cambiar un lenguaje que desde hace siglos se ha utilizado? La respuesta está al principio de este artículo; somos una sociedad que con el paso de los años se transforma, prueba de ello es que ya no somos semi simios comiendo carne cruda y caminando desnudos por todas partes. 

Como lo dijo Darwin en su teoría de la selección natural: el que no se adapta, no sobrevive. ¿Tú qué quieres?

Cualquier cambio asusta, incomoda o confunde, pero ahora es como la regla de vida de “el que se enoja pierde”. Bien podrás no estar de acuerdo con todos estos cambios y estas distintas perspectivas de la vida humana, pero eso no te da derecho a juzgar a las demás personas por lo que deciden ser. Vivimos en un universo infinito de posibilidades, ni los mismos científicos han terminado de descubrir todos sus misterios, y así como el lugar donde habitamos, cada persona es un universo mismo, lleno de misterios que no puedes conocer porque no están a tu alcance. 

Lo más cercano y parcialmente conocido somos nosotros mismos, y aun así nunca terminamos de descubrir cosas nuevas. Así es que es fácil entender que el cambio está en cada uno de nosotros que habitamos en sociedad. La empatía, la tolerancia, el respeto; son valores que desde siempre debemos acuñar, sobretodo porque hay cosas que por más que quisiéramos, no van a cambiar. 

Aunque, por otro lado, está la obligación de las instancias gubernamentales de regular los cambios que su población le exige, tal como poco a poco se ha visto con la implementación de baños mixtos en las escuelas y espacios de desarrollo para esta comunidad.

Es importante tener presente que lo que nos distingue del resto de los animales, supuestamente, es la razón; por lo que hay que usarla para entender que las posibilidades en el mundo que habitas, son infinitas. 

El género no binario, aunque de acuñarse el término tenga poco más de una década, no es una condición nueva. Lo podemos ver con la comunidad de Muxes en Oaxaca, en las comunidades indígenas que habitaban en Canadá antes de la conquista y en las cuales existían pobladores que no se identificaban con ninguno de los géneros binarios, o bien, con la cultura de Indonesia, que desde hace muchos años reconoce cinco géneros dentro de su sociedad. 

Insisto, las posibilidades son infinitas, muchas de ellas aun no las conocemos y probablemente nos alcance primero la muerte antes que conocer todos los secretos del universo. Sólo abre un poco tu mente y piensa en ello, no tienes que formar parte de su comunidad o llevar a cabo sus prácticas, sólo respetarlos y seguir con tu vida. 

El 14 de julio se celebra el día internacional de la visibilidad no binaria.


RHUTV

Current track
TITLE
ARTIST