Rimas perfectas que llegan al Foro Sol

Escrito por el noviembre 11, 2019

Qué noche la que vivimos, definitivamente fue “La noche más feliz del mundo”. En Vive Latino siempre se anuncian algunos shows que durante el año nos harán vibrar, pero este año algo especial paso, en las primeras horas del festival una banda que no estaba en el cartel hacia un anuncio que tomaría por sorpresa a algunos y muchos otros diciendo que era obvio que sería el siguiente paso para la agrupación.

Los Caligaris de Córdoba, Argentina anunciaban su primer Foro Sol como acto principal, poniendo así a los fans con la expectativa de lo que pasaría esa noche, el anuncio llego también con la sorpresa de un nuevo disco.  Conforme la fecha se acercaba los fans se apresuraban a conseguir su boleto, muchos lo dejarían al último momento y algunos se arrepentirían de esa decisión.

El día por fin llego, oportunidades para asistir hubo por montones, la misma banda había regalado boletos en una dinámica especial para sus fans, en la entrada muchos los vendedores ambulantes disfrutaban la vendimia, todos los que formaditos desde tempranas horas del día esperaban impacientes que dieran la indicación que el acceso se encontraba abierto, sufriendo desde un frio mañanero hasta el golpe duro del sol de la tarde, agua, refresco, pero sobre todo cerveza algunos ya entonados decidían frenar la tomadora para que el cuerpo de seguridad no se pusiera necio a la hora de la entrada. Las puertas se abrieron y como si de una carrera se tratara el público corrían para amarrarse a la valla de seguridad. A las 5 el acceso y tres horas y media les aguardaban, unos gastaban sabiamente su dinero en comida y agua, otros le compraban vaso tras vaso de cerveza, la noche comenzó a caer y el recinto de poco se iban llenando, a las fueras mucha gente que estaba esperando a sus amigos, padres que despedían a sus hijos con las palabras “te diviertes, nos vemos al rato”.

Personas que venían de otras partes de la república buscaban indicaciones para poder llegar por redes sociales, otros que por teléfono avisaban a sus familiares que el viaje había sido exitoso, que estaban a metros del Foro Sol, un novio enojado que le decía a su pareja que le advirtió que tomara trasporte público porque el trafico estaría insufrible, pero su noche conforme pasaran las horas mejoraría. Todos impacientes el boleto decía que a las 8:00 de la noche el show comenzaría, todo era un poco más pesado las emociones seguían ahí esperando salir, no había banda de apertura, teniendo tanta bandas amigas en México los argentinos decidieron que esa solo sería su noche y de sus fans, por redes avisaban que 15 minutos más tendría que esperar la gente para la salida de la banda, transcurridos esos 10 minutos más alargaron la espera, un clásico conteo que la banda adopto desde la gira “Caligaris para armar”, pero conforme bajaba el tiempo los gritos se hacían más y más estruendosos, un vídeo en el que un asteroide se acercaba a nuestro planeta se mostraba en las pantallas, y en los últimos 15 segundos del conteo se estrellaría a la mitad del escenario montado para esa noche, de ahí saldrían Juan Taleb y Martin Pampiglione, voces principales de la agrupación, voces que han pintado todo este camino que llegaba a una punto máximo esa noche, la noche del 9 de noviembre de 2019.

Los gritos y vitoreo se hacían presentes desde el inicio, saltos y lágrimas, el sueño por fin  era realidad, ya no solo eran una banda más en un festival ni el acto de apertura, la banda favorita de muchos era el acto principal de uno de los recintos más grandes del país. El frió era intenso pero a pesar de eso muchos ya se habían despojado de suéteres y playeras, el calor en el público era increíble, la multitud emocionada cuando se entonó “Frijoles” y “Camello”, canciones que fueron publicadas durante del 20 aniversario de la banda que fue celebrado en nuestro país, seguida de un clásico “Nadie es perfecto” en que la banda aprovecho para tomar la foto grupal con el público de fondo y la que al finalizar recrearon la portada de su más reciente material “Salva”.

Los clásicos continuaban y “Mis tres amores” era entonada por todos, mientras en la parte trasera del público una pequeña riña por algunas personas notablemente ebrias se llevaba acabo, sin embargo esto no era excusa para los fans que estaban disfrutando a cada momento el show. Las palabras de los vocales eran casi opacados por los gritos de la gente, el acto arriba del escenario era increíble, un show circense, cuando llego  una ya favorita del público “Mejilla Izquierda”, canción en la que si se guardaba silencio en los momentos precisos se podía apreciar el cantar de un fandom en éxtasis. Las canciones del nuevo material también se tocaban y una de las que se posiciono dentro del gusto del público fue “Mojarrita” que era interpretada junto a “Natali Pérez”, cerca de nosotros alguien que con lágrimas dedicaba esta canción cantándola al cielo, como si el viento le ayudaría a llevar su canto a la persona que es dueña de cada verso de esa canción.

El alma fiestera del grupo es el baterista “Raúl Sencillez” que disfrazado haría una breve aparición entre las gradas, para después llegar al escenario y regalarnos una también favorita de los fans “Todos tenemos problemas”, mientras las  historias de su primera gira por México se contaban en el escenario una de las primeras personas en darle asilo a los de Córdoba era invitado a interpretar “Cada Vez”, Wucicho Guzmán de No tiene la vaca, los que conocen la historia entre estas dos bandas se entonaban y el resto se preguntaba ¿quién era el que estaba arriba del escenario?

Las canciones y momentos memorables pasaron, un par de canciones más pero en versión mariachi se tocarían siendo “Game Lover” y “Oasis” las elegidas y que el público en gradas y pista aprovecharía perfecto para correr al sanitario, los más fieles la cantarían junto al grupo. Mientras la noche transcurría una invitada más, para sorpresa de muchos Belinda aparecía en el escenario para interpretar “Todos locos” y un clásico de su repertorio “Bella traición”, dejando a todos con cara de no saber porque hicieron esto. La noche se acercaba al fin y el momento de agitar las playeras en el aire llego con “Kilómetros”, muchos fans se habían organizado para darle una sorpresa  a Los Caligaris, pero no todos se unieron a esta celebración así que mejor continuaron con el clásico agite de playeras llegando así el encoré.

El silencio no encontró cabida en esta noche, los gritos, aplausos y chiflidos no se dejaban de escuchar, muchos comenzaban a abandonar el recinto, aún era temprano y el transporte público seguía en función. A su regreso la banda agradecía una noche tan mágica, llegó el momento de despedirse pero antes “Que corran” dejaría sin aliento a todos, era el momento correcto para una canción que habla de cómo hay que aferrarse a cumplir las metas, luchar por tus sueños por más difíciles que parezcan,  amigos abrazados, parejas besándose, llamadas y audios que no salían por la mala recepción dentro de ese enorme lugar, con una manta de agradecimiento la banda decía hasta pronto.

No hay más palabras para describir todos los sentimientos que se derrocharon esa noche, “La noche más feliz del mundo”, errores técnicos, como el sonido de la parte trasera apagado durante el primer cuarto del show, un Foro Sol que tuvo una venta de 55,000 boletos que en su mayoría se quedaron en la reventa que los vendía al doble de su precio inicial, aun con el poco aforo en la parte trasera de la pista el estruendo era tremendo, la banda si esta para shows grandes, pero en esta ocasión la reventa gano.

Fotos: Cortesía Lulú Ardupilleta


RHUTV

Current track
TITLE
ARTIST