No quiero perder a nadie

Escrito por el abril 9, 2020

Temo por la vida de mis padres, sí, por la vida de los dos. Ambos son de mediana edad, 53 y 56 para ser precisos, uno sigue levantándose cada mañana para ir a trabajar, mientras yo tengo la fortuna de quedarme en casa. Dice que no tiene miedo, asume que su cuerpo es fuerte y que si llega a infectarse tal vez la libre. Todas las noches prende una veladora, se la prende a mi abuela porque en su estado de fe ella le facilita las cosas en la vida terrenal. Pero yo quiero llorar a cada instante sin que  él me vea. 

Mi máscara es de indiferencia, de molestia incluso, le digo que no me incomoda que salga pero por dentro flaqueo y no porque me de miedo enfermarme a mí, sino porque no sé qué haría sin ellos. Le pido que se cuide, que en medida de lo posible se aleje de la gente,  que siga los lineamientos de limpieza, pero no, no puedo estar tranquila.

Sí, mi trabajo es prácticamente una bendición. Por las mañanas me levanto a la misma hora, me preparo el desayuno y reviso mis correos, anoto mis pendientes y me pongo a trabajar, recibo llamadas de mis jefes y listo, en eso se va el día, me he formado en esta costumbre que no me molesta, ni la soledad, ni el aislamiento, ni no ver a mis seres queridos, que introvertida siempre he sido. Pero cuando lo veo llegar temo y temo muchísimo. 

Me recuerdo a mí misma, rebelde, respondona, grosera, egocéntrica con ellos y me arrepiento cada tarde y cada noche por no haber pasado más tiempo de calidad, por no haber aceptado las salidas, las comidas, las mañanas en domingo para desayunar, cuando ambos estaban juntos. 

Le temo muchísimo al futuro, la situación en México no es tan grave como en Estados Unidos, en España o en Italia, la curva de la enfermedad se mantiene “estable”, los contagios de mantienen “paulatinos”, pero ¿qué va a pasar el día en que esto estalle?

He ido a hacer las compras y he visto a tantos transeúntes como en un día normal, haciendo su vida normal. ¿Cuándo vamos a entender? ¿Cuando un ser cercano se infecte? No, no puedo, me niego a creer que la gente sea tan despiadada, tan necia. 

Hoy más que nunca, quiero aprovechar las pláticas con ambos, que aunque no los pueda abrazar, quiero aprender de sus consejos, porque no sé si serán los últimos y quiero entender cómo mantener la calma y cómo ver el lado positivo de esta situación. 


RHUTV

Current track
TITLE
ARTIST