Mi libertad lo vale todo; 8M 2020

Escrito por el marzo 9, 2020

una mujer libre? He creído toda mi vida que la libertad me ha abrazado de una manera en la que no muchas goza¿Soy, pero no, eso no me hace una mujer libre, sino solo una mujer privilegiada. 

Si hoy puedo usar con total libertad una minifalda o un pantalón ha sido por una mujer, si hoy tengo el libre albedrío de decidir a quién y cómo amar ha sido por una mujer, si hoy tengo derecho a decidir quién está a cargo del poder en mi país ha sido por una mujer, si hoy tengo el derecho de decidir si doy luz a la vida o busco el bienestar por mi salud reproductiva es gracias a una mujer.

Mi padre me preguntó hace un rato que si me consideraba feminista y me dejó pensando, porque hasta hace algunos meses yo le habría dicho que no, pero ni él ni mi madre me criaron para quedarme callada, para ocultar lo que pienso, sino con la valentía de hacer valer mis derechos, y sin más le dije que sí. 

Dijo: 

– ¿Qué te hace falta? Hoy puedes estudiar lo que te dé la gana, vestir como quieras y no ser madre si no lo deseas-. 

-Me falta seguridad-. Me miró sin palabras y continué. –Temo vestir de cierta forma mientras camino por la calle, temo ser tan cautelosa cuando debo salir por la noche o cuando salgo por la madrugada mientras aún está oscuro y debo empezar mi día. Temo no tener la suerte en el transporte y ser acosada, temo que en algún momento el acoso moral me confronte en la escuela o el trabajo, odio no poder asistir a los eventos que quiero porque no hay un hombre que me acompañe a casa si decido irme tarde. Temo que no vean mi valía en un trabajo y que me paguen menos, le temo a la doble jornada, a ser violentada y esto sin hacer distinciones entre hombres y mujeres-. 

Con la mano en la barbilla, dijo: 

-Ni aun siendo padre de una hija única lo pensé antes-. Nuestra conversación acabo ante la falta de argumentos. 

He tenido una vida privilegiada por 23 años de mi vida, he sido fuerte, no me incomoda hacerme escuchar, no me hace menos reconocer que necesito ayuda de los otros, no me hace débil ceder, pero ante esto no quiero. Porque no nací mujer para morir por serlo.

No, esto ya no es la primera ola, porque mucho se ha hecho desde aquel momento en el que una mujer cuestionó el porqué los derechos humanos proclamaban los derechos del hombre, mas no de las personas, los de las mujeres. 

El 8M es la escritura de quienes buscamos el cambio, de quieres deseamos que se nos tome en serio, porque cuántos años más tienen que pasar para que se escuche nuestra voz. Quizás no comparta este ideal de pintar, romper o destruir lo que parece ser el patrimonio de cada ciudadano, pero díganme qué revolución no se ha valido del caos para pedir lo que merece. 

Nuestro gobierno no escucha y si para darnos voz es lo que hay que hacer, hagámoslo, otorguémonos visibilidad, porque si no es ahora ¿cuándo? Me criaron dos personas maravillosas, una mujer fuerte que se derrumba pero no deja de levantarse y pedir lo que merece y un hombre que no juzga, que no limita.

Una mujer nos formó su en vientre y un hombre decidió nuestro sexo sin si quiera saber que tenía el poder de hacerlo. Por eso el 8M conmemoramos con nuestra vida la de todas aquellas que no sobrevivieron para contarlo, porque entre cada paso de la mano de mujeres maravillosas se siente la esperanza. 

Somos divinidad, vida, pero también somos destrucción y caos. Haremos lo que sea para obtener lo que merecemos. Un día siendo el foco de atención y al siguiente con nuestro silencio, con nuestra desaparición. Nadie nos pidió ser tan drásticas pero es necesario. 

Hoy, mientras escribo esto me llevó en el corazón a las que marchan, a las que gritan, a las que observan, a las que se hacen valer, a las que ríen, a las que lloran, a las que son autosuficientes, pero a las que son condescendientes también, las abrazo en la lejanía porque nada nos hace más cercanas que sabernos una sola mujer. 

¿Vamos a aceptar, en nombre de la paz, la libertad, la democracia y las mejoras económicas, un sistema que ha normalizado la dominación, la crueldad y el trato degradante? 

¡La lucha sigue y nosotras seguimos en pie!


Etiquetado como:

RHUTV

Current track
TITLE
ARTIST