Libros: la perfecta inspiración musical.

Escrito por el junio 25, 2020

Entre el mar de canciones que existen, hay unas tantas que han sido inspiradas en libros y ya sea implícita o explícitamente éstas nos narran la misma historia desde una perspectiva diferente.

A través de los años, los libros han alimentado la mente de lectores que, movidos por la curiosidad, se dejan envolver por las historias intrigantes que alguien más escribió. Esta forma de entretejer mundos nuevos y mover los sentimientos de cientos de desconocidos por medio de las letras está íntimamente ligado a la música ya que la armonía entre música y verso hacen vibrar a quien la escucha.

Como fuentes de creación, los músicos han tomado inspiración de cualquier lugar o momento pero, con el pasar del tiempo, muchos compositores se han dejado llevar por un libro para crear canciones en las que la mayoría de las veces las letras sin contexto sólo nos dejan confundidos, es aquí donde entran canciones famosas o hasta discos completos que regados a través de los años, la inspiración detrás de ellos ha sido algún libro.

Soma de The Strokes es el primer ejemplo de ello. Con el ritmo clásico de la banda, esta canción hace referencia a una droga inventada por el gobierno de la novela Un Mundo Feliz (Aldous Huxley), esta sustancia llamada soma es usada para que las personas lograren controlar sus emociones. La agrupación retoma el nombre y hace pequeños guiños al contexto del libro mientras la letra avanza.

Por otra parte, también está el sencillo de The Cure: Killing An Arab que fue escrita a partir del libro favorito de Robert Smith El Extranjero (Albert Camus). La canción nos lleva a la piel del protagonista de la novela quien ha matado un árabe a la orilla de un río y adaptada de una manera increíble la novela se mezcla con la poesía que complementa los sentimientos del asesino.

Yertle, The Turtle de la banda estadounidense Red Hot Chilli Peppers hace una notoria referencia al cuento de Dr. Seuss Yertle The Turtle ya que prácticamente ha musicalizado cada verso del poema original y si se está familiarizado con estas composiciones infantiles (en su idioma original, claro) es fácil reconocer cada estrofa.

De una manera mucho menos evidente que la canción anterior, el sencillo de Alt-J Breezeblocks está escrito en torno a la historia que narra el libro Donde Viven Los Monstruos de Maurice Sendak. Tanto en la canción con el libro está muy presente la idea de querer tanto a alguien que terminas lastimándolo, incluso la letra parafrasea ciertas oraciones clave en el libro. Quizás esta adaptación pueda ser aplicada en distintas relaciones, no sólo en el sentido amoroso.

Si bien es cierto que hay muchas canciones inspiradas en el libro Alicia En El País De Las Maravillas (Lewis Caroll), Stevie Nicks creo una fusión increíble al presentar Alice ya que con su voz hechizante y una música que parece elevarte lentamente narra mágicamente esta historia. Y no sólo es una canción, sino que también dedica su álbum The Other Side Of The Mirror a esta novela.

Como siempre, parece que el espíritu de bruja se alborota cuando ella canta.

Por otra parte, canciones tan conocidas como Firework de Katy Perry también tienen una inspiración detrás de querer vender. Si bien esta melodía no narra la historia exacta de un libro, sí retoma citas específicas de En El Camino de Jack Kerouac en las que se habla de personas que tienen una gran efervescencia en su interior, aquellas que están locas por vivir, quienes arden por dentro y cuando explotan es imposible dejar de mirarlos.

Un libro misterioso e inquietante que ha sido el detonante para la creación de distintas canciones es 1984 de George Orwell, esta historia distópica es crítica a una sociedad en la que la verdad absoluta es dictada por un sólo hombre y quién se atreve a cuestionarlo es castigado. Por una parte está David Bowie quién lanzó por lo menos tres canciones inspiradas en esta novela: 1984, Big Brother y We Are The Dead; también está Radiohead que narrando un pasaje del libro creó 2+2=5 y finalmente Muse usa al amor como la única resistencia que existe en un lugar donde no hay libertad con Resistence.

Así mismo, la música en español está llena de canciones que basadas en cuentos, novelas o poemas quizás no sabíamos que estaban relacionadas. Lobo Hombre En París de La Unión es un clásico del rock en español que está inspirado en el cuento El Lobo Hombre de Boris Vian; la historia narra como un lobo es mordido por un mago lo que lo convierte en un licántropo que vaga por las calles de París acostándose con prostitutas y odiando a la especie humana, el sentimiento que transmite la canción es algo mágico.

Y es aún mejor la versión instrumental.

Con una letra amarga, Iván Ferreiro narra en su canción Farenheit 451 la historia que en el libro homónimo de Ray Bradbury nos cuenta otra distopía en la que los libros son quemados con el fin de poner a todas y todos en el mismo nivel y desde la perspectiva del protagonista la canción nos dice como el despertar comienza dentro de él y se ve rodeado de una hipocresía e ignorancia forzada.

De una manera menos sutil, Oscar Chávez hace muchas referencias a la novela 100 Años De Soledad de Gabriel García Márquez en su canción Macondo. La letra completa está dedicada al libro, mencionando nombres y referencias exactas que dejan perdidos a quienes no están familiarizados con la historia y el ritmo rápido musicaliza de una manera perfecta cada página del mismo.

De manera semejante, Shakira interpreta Hay Amores, canción que musicaliza la película El Amor En Los Tiempos Del Cólera basada en el libro homónimo de Gabriel García Márquez, el cual narra la pasión de un amor que no se agota.

Edgar Allan Poe se hace presente por medio de Soda Estéreo en su canción Corazón Delator, escrita por Gustavo Cerati. En el libro el asesinato de una persona es descubierto por el latido de su corazón, en la canción los latidos del corazón delatan el amor que siente él al ver a la persona que ama.

Los Fabulosos Cadillacs usan el libro más famoso de Eduardo Galeano para componer una canción fuerte y cruda: Las Venas Abiertas De América Latina es una crítica -tal como en el libro- hacía la poca atención y exclusión que hay en las periferias latinoamericanas así como la explotación de los países ricos hacia sus conquistados y todo lo que esto ha conllevado.

Así como hay canciones basadas en libros, hay también álbumes enteros sobre ello. Uno de los más recientes es El Mal Querer de la española Rosalía que a pesar de ser catalogado como “música comercial” tiene mucho trabajo detrás porque además de la mezcla de géneros, la melodía y la producción de cada una de las canciones que lo compone, el álbum completo está inspirado en la novela gitana del siglo XIV Flamenca.

El libro narra la historia de un matrimonio que lleno de celos y desamor tiene como consecuencia distintas situaciones que lastiman a los protagonistas; cada canción del disco cuenta un capítulo del libro por lo que pueden ser piezas independientes pero también, en conjunto, son la evolución de la novela.

La música nos acompaña en todo momento, estamos rodeada de ella y al mismo tiempo se encuentra en constante movimiento, lo mismo sucede con la inspiración para crearla. Esta lista podría seguir y seguir porque la literatura y la música son dos maneras de plasmar historias y crear mundos nuevos, es por eso que se complementan tan bien y como vimos, no es necesario copiar descaradamente lo que dice el otro.

Los libros sí se pueden cantar.


RHUTV

Current track
TITLE
ARTIST