La magia de los Reyes Magos

Escrito por el enero 6, 2021

Después de que todos culpan el año 2020 por todo lo que esta pasando, especialmente por la pandemia que nunca imaginamos vivir, pandemia conocida  como COVID-19, y que en la historia no se olvidará; de la misma manera la historia y los que aún creemos en la magia de la Navidad; no olvidamos el seis de enero de cada año, fecha tan importante para muchos de nosotros, especialmente los niños, ¿Por qué no decirlo también de los adultos?; no solo, por la magia de la que hablamos, si no, por la ilusión que tenemos cada uno de nosotros; padres, hermanos, abuelos, tíos en general la mayoría de los adultos, al ver cómo nuestros niños que normalmente en estos días se levantan tarde, este día seis de enero, se levantan con la emoción, la ilusión de encontrar bajo el árbol de navidad algún regalo o presente que los Reyes Magos les dejaron.

Es así, que la noche de ayer cinco de enero, la mayoría de los niños quería dormir temprano y por alguna, no tan extraña razón, no lo podían hacer; que decir de los adultos, especialmente los padres quienes les pedían a los niños de casa durmieran temprano o de lo contrario los Reyes Magos no podrían pasar a la casa, hoy día,  entendemos a esos pequeños del hogar de el ¿Por qué? no se podían dormir temprano, dado que los nervios o la emoción de la llegada de los Reyes Magos quienes traerían esta noche regalos, juguetes que los niños pedían, o tal vez algún presente para no dejar pasar esta fecha tan esperada por todos los niños; entendiendo también, hoy como adultos, la necesidad de que los pequeños de la casa durmieran temprano, dado que los Reyes Magos que hoy día ya sabemos quienes son …. es decir, Melchor, Gaspar y Baltasar tenían que pasar al hogar en algunas ocasiones a las veintidós horas, pero en otros hogares dependiendo la hora en que  los  niños de casa durmieran, tendrían que hacer su aparición a la una, dos o tres de la mañana para colocar los regalos que los niños de casa habían solicitado, a efecto de no ser descubiertos por algunos niños inquietos que quieren sorprender la llegada no solo de sus regalos, si no, la llegada de los tres Reyes Magos. 

Que decir, del tan esperado día en que muchos de los niños sin saber la hora en que los Reyes Magos por fin hicieran su aparición en casa, se levantan desde las seis o siete de la mañana para pedirles a mamá y a papá los acompañen a ver la sorpresa que les dejaron los Reyes Magos o en algunos casos sorprenden a los papás en su cama, gritando con la emoción no solo de que los Reyes Magos SÍ habían pasado a su hogar, si no que les habían traído lo que solicitaron.

Ver esa emoción, la sonrisa de los niños, es uno de los regalos más preciados que pueden obtener quienes tenemos la dicha de ser padres y compartir ese momento tan maravilloso en familia. Para después compartirlo con otros miembros de la familia; que decir, si en casa de algún familiar también solicitaron la llegada de los Reyes Magos, quienes dejaron algún presente, no solo para los niños, si no para otros miembros de la familia incluso los propios padres de esos pequeños o quienes en su vida adulta tienen la maravillosa sorpresa de recibir en su propio hogar a Melchor, Gaspar y Baltasar, padres que no solo se emocionan por lo mágico de la llegada a su hogar de los Reyes Magos, si no de la sorpresa de saber que en verdad son Magos, cuando escuchan decir DREMA a alguno de ellos y reconocer a ese maravilloso ser, que le ha regalado un día más que especial en día de Reyes.

Ahora que hemos llegado a ese momento, quiero compartirles que al igual que muchos de ustedes, en mi vida adulta tuve la fortuna de conocer a Melchor, Gaspar y Baltasar, percatándome del gran esfuerzo que hacen para que cada niño de todo el mundo reciba sus regalos, es así, que hoy como adultos valoramos esas cosas más emocionales que tangibles; con ello le damos más valor al esfuerzo que Melchor, Gaspar y Baltasar, realizan para que el seis de enero de cada año, puedan llegar a nuestros hogares y qué hablar de esta época de Pandemia por COVID-19, en la que la mayoría de nosotros nos encontramos en casa, tal vez juzgando a los que salen, sin saber las necesidades que muchos tienen de hacerlo, no precisamente en busca de los Reyes Magos, si no, con el fin de tener que llevar a su mesa el alimento no solo de sus hijos, si no el sustento para su familia. Ojalá, que lo sucedido este año que acaba de terminar nos ayude a reflexionar sobre lo que estamos haciendo de nuestras vidas y en nuestras vidas.

Así que no debemos olvidar esa canción de Melchor, Gaspar y Baltasar que dice “Seguir, mientras brille la estrella seguir, mientras haya camino seguir, mientras el corazón este lleno, repleto, este lleno, repleto de amor, Repleto de amor, de cosas buenas…” de la misma manera debemos seguir, creando esa magia que hace feliz a tantos niños. 

Feliz día de Reyes. 

Etiquetado como:

RHUTV

Current track
TITLE
ARTIST