De las salas de cine hasta el streaming

Escrito por el mayo 7, 2020

El confinamiento no ha frenado la demanda de cine, sólo ha cambiado la manera en que lo consumimos

El cine siempre ha sido un escape de lo cotidiano. Una de las actividades de entretenimiento preferidas por un gran público deseoso de estar al tanto de los más recientes estrenos para correr a su sala de exhibición favorita y disfrutar en la comodidad de un asiento, de producciones audiovisuales que cautiven sus sentidos.

Es indudable que ir al cine es toda una experiencia. Las pantallas cautivan lo mismo a grandes que a chicos. Y no sorprende que el cine sea una de las industrias de entretenimiento que genera más ganancias. Tan sólo en 2019 tuvo uno de sus mejores años, ya que recaudó 42.000 millones de dólares en ingresos a nivel mundial, de acuerdo al medidor de audiencias Comscore.

Ahora en 2020, el panorama pintaba muy bien para las grandes franquicias que tenían planeados varios estrenos y encuentros especiales.

Pero todo dio un giro con el brote de un virus que llegó a paralizar al mundo.

Cuando en enero la Organización Mundial de la Salud declaró como una emergencia de salud pública mundial la pandemia del COVID-19, muchas industrias comenzaron a verse afectadas.

El distanciamiento social se implementó como una de las principales medidas de prevención de contagio. Y poco a poco comenzaron a suspenderse actividades que implicaran aglomeraciones.

Así, la industria cinematográfica no tuvo más remedio que comenzar a aplazar sus grandes eventos previstos, las grabaciones, y limitar el número de audiencia en sus salas.

Mientras la pandemia se hacía cada vez más presente en varios países y por desgracia cobraba vidas, estrenos, premieres y festivales de cine anunciaban su cancelación o futura reprogramación. A la par que las salas de exhibición cerraban sus puertas por tiempo indefinido.

Con la cuarentena implementada en varios países, había que buscar maneras de hacer más llevadero el confinamiento.

Tiempos de confinamiento, tiempos de streaming

El confinamiento no ha frenado la demanda de cine, sólo ha cambiado la manera en que lo consumimos y ha llevado a buscar otras opciones para disfrutar desde casa, y desde luego, el internet significa un oasis en el desierto.

Basta darse cuenta de cómo las plataformas de entretenimiento por streaming vieron un incremento en su demanda durante estos meses de encierro. 

El dominio mundial del streaming lo tiene Netflix desde hace varios años, con presencia en 190 países, y unos 183 millones de suscriptores que encuentran en su catálogo producciones en formatos como películas, series de TV y documentales, de diversos géneros. Por si fuera poco, la compañía estadounidense fundada en 1997, sumó casi 16 millones de nuevos suscriptores durante el primer trimestre de este 2020. 

Otras compañías como HBO, Amazon Prime, Disney+, etcétera, también reportan un alza en la demanda durante la cuarentena.

Pero dejando a un lado a los conocidos de streaming, lo que más ha cuasado sorpresa, es que foros de exhibición e incluso festivales de cine, han decidido trasladar parte de su contenido al mundo virtual.

Tal es el caso de Cine Tonalá, que como parte de sus esfuerzos para apoyar a su staff y sostener su economía, optó por lanzar Tonalá Tv.

Esta nueva plataforma online ofrece un catálogo para rentar películas, además de conversatorios y clases magistrales para disfrutar desde casa a través de tonalá.tv.

También el Festival Internacional de Cine de Morelia, FICM, se sumó a la iniciativa de ofrecer contenido con FICM Presenta en línea, y en su página oficial se puede acceder a los filmes ganadores de ediciones pasadas de manera gratuita..

Ambulante, gira de documentales, que se realizaría a partir del pasado mes de marzo en 8 estados del país, tuvo que posponer su edición 2020. No obstante, presentaron Ambulante en Casa, un 

un festival en línea que acerca el cine documental a los espectadores durante la cuarentena.

Ambulante en Casa incluye algunos de los filmes contemplados en la décimo quinta edición, así como también algunos destacados de ediciones anteriores, todos con acceso gratuito para residentes de México. 

La fórmula se repite en el mundo, debido a que la cuarentena ha sido extendida y el momento de volver a la normalidad aún resulta incierto.

Tanto así, que recientemente Tribeca Enterprises y YouTube anunciaron el festival online We Are One: A Global Film Festival, que busca recaudar fondos para la Organización Mundial de la Salud.

Dicho encuentro se realizará de manera gratuita para todo el mundo a partir del 29 de mayo y ofrecerá a lo largo de diez días, largometrajes, cortometrajes y documentales de un total de 20 destacados festivales: Tribeca, Annecy, Berlín, Cannes, Guadalajara, Jerusalén, Karlovy Vary, Locarno, Londres, Macao, Marrakech, Mumbai, Nueva York, San Sebastián, Sarajevo, Sundance, Sydney, Tokio, Toronto y Venecia.

¿Una reinvención del cine como lo conocemos?

Si bien es cierto que el streaming ha venido cobrando fuerza en los últimos años, también lo es que no ha podido reemplazar el modo tradicional de consumir cine.

Es pronto aún para saber si este modelo será el que predomine en un futuro dentro de la industria. Y todavía hay mucha incertidumbre al respecto.

“Lo que queremos seguir haciendo es llevar cine mexicano, hacer un festival cuyo protagonista sea el cine mexicano y que también podamos ver cine magnífico de todas partes del mundo. Y de acuerdo a lo que pase, a cómo se vayan desarrollando las circunstancias, nosotros nos adaptaremos a los formatos”, comenta para RHUTV, Berenice Andrade, coordinadora de comunicación del FICM.

El hecho de que festivales como el de Cannes y la industria cinematográfica estadounidense -que en el pasado han visto como un enemigo el formato de streaming- estén ahora considerando como una oportunidad aprovechar las plataformas en línea para lanzar estrenos, o realizar encuentros fílmicos en estos tiempos de confinamiento, sin duda abre un abanico de posibilidades para continuar difundiendo el séptimo arte. 

Algo que beneficiaría por igual al gremio y a los espectadores. 

Por su parte, Meghan Monsour, vocera de Ambulante en Casa, opina que “esto nos va a cambiar por siempre, siempre vamos a tener más oferta en línea. No sé si durante el próximo festival o cuándo, pero sí nos está haciendo cuestionar mucho cómo hacemos las cosas. Definitivamente, la parte física del festival es fundamental. pero yo creo que el alcance del internet y lo digital es algo que no queremos perder.”

Sólo queda esperar a ver cómo se adapta el mundo cinematográfico a los nuevos retos que se avecinan para volver a poner en marcha la economía y cómo la audiencia recibe sus nuevas propuestas.


RHUTV

Current track
TITLE
ARTIST