Cerveza vs salud

Escrito por el mayo 12, 2020

Esta pandemia nos ha hecho testigos de tantos eventos que van desde lo polémico hasta lo absurdo, entre ellos nos encontramos primero con las compras de pánico que anunciaban el desabasto de víveres esenciales como el papel higiénico y los enlatados en la etapa temprana de la situación, hasta que después nos enfrentamos con el absurdo del desabasto de cerveza y las “compras de pánico” que también desataron. 

Datos de Milenio, afirman que mientras que en países como Francia, los productores se han visto obligados a destruir 10 millones de litros de cerveza, en México la suspensión en la producción       -debido a que la industria es considerada como no esencial por las autoridades- está afectando a los consumidores nacionales, quienes enfrentan además de desabasto, precios altos.

Esta reacción del mercado a mí me parece bastante evidente, si un producto detiene parcial o totalmente su producción, escasea, más la demanda por el contrario sigue incrementando, el producto no hará más que subir su precio. 

Este freno a la producción también implica un riesgo para el mercado cervecero en nuestro país, puesto que somos uno de los 4 principales productores y exportadores a nivel mundial. Datos de la agencia de investigación de mercados, Storecheck, afirman que en el 2019 los mexicanos consumieron aprox 52 litros de cerveza en su casa y que en promedio bebieron 14 litros de cerveza fuera de ella. Un mexicano gasta aproximadamente hasta $3,000 pesos mensuales en la bebida según informes de otras agencias como Statista y Kantar. 

Antes de escribir esto quería hacer un escrito a conciencia con preguntas como: ¿qué pasa con el mexicano? ¿Por qué la cerveza debe sí o sí entrar en nuestra canasta básica? ¿Por qué deberíamos ver un tumulto de gente en tiendas de autoservicio o especializadas cuando el gobierno federal no hace más que pedirnos sana distancia? Pero investigando un poco los datos anteriores ya no sé qué pensar, estamos tan acostumbrados al consumo de este producto que percibimos “tan natural” como si habláramos del consumo de lácteos. 

Así que ante tremendo frenón del abastecimiento quiero entender un poco la molestia de los ciudadanos, ¿cómo quitarles algo que están acostumbrados a ver siempre disponible? Pero también me sorprende el hecho de que seamos tan egoistas. ¿Por qué no abstenernos unos meses de un producto no esencial en lo que la situación sanitaria mejora? Ahí tenemos el ejemplo de Francia, que como mencioné arriba, no está consumiendo la bebida. 

He escuchado comentarios de gente de todos los niveles socioeconómicos, qué cómo es posible que los precios sean tan estratosféricos, que cómo que las caguamas estén casi al doble de precio, qué cómo es que hay ley seca. ¿Es acaso que no podemos encerrarnos un poco en nuestra mente y tomar un poco de conciencia?  ¿Qué pasa con todas las personas cuyos empleos dependen de esas plantas cerveceras? 

Una de las caras a las que más estoy apegada es del lado de la agencia en la que trabajo, una de las marcas que representaba mayores ingresos para ella era justamente una cervecera y hoy los trabajos de esa gente están en riesgo porque sin producción y sin ventas, no hay anuncios publicitarios. Ahora imaginemos al personal que laboraba en las plantas, que seguro hoy han tenido que reducir su plantilla de trabajo y que las marcas en un intento por salvar empleos están perdiendo sus ingresos con tal de no mandar a toda esa gente a la calle.

Cerraré esto, con una reflexión que me sigue calando. Si estamos dispuestos hoy en mayo del 2020 a pagar el doble de precio por una cerveza, a pagar servicios a domicilio, a siquiera plantearnos la idea de pedir por apps de delivery estos productos y permitir que le quiten a un restaurante porcentajes de comisión absurdos espero que seamos lo suficientemente maduros para entonces pagar el día de mañana justamente a los proveedores de salud y exigir que nos cobren justamente una consulta médica, una inyección, pagar lo justo por un medicamento o una hospitalización y dejarnos de incongruencias como querer pagar menos de $50.00 por uno de estos servicios. 

Entendamos que hoy nuestra salud es más importante que cualquier producto que venga empaquetado.


RHUTV

Current track
TITLE
ARTIST