Alboe: redescubriendo la pasión por el teatro.

Escrito por el mayo 7, 2021

Cursé unas sesiones sobre relaciones humanas y ahí descubrí, aunque era muy joven, que tenía esa inquietud por el arte. Al terminar la preparatoria quería ser directora de cine pero mi situación en Mazatlán no me permitió desplazarme a la Ciudad de México para estudiar la carrera, así que busqué algo que tuviera parentesco con el cine y así encontré el teatro.

Fotografía por Abraham Moreno para Mexa Producciones.

Entre risas amigables y equivocaciones nerviosas, Elvia Leticia Luna Valle quien es actriz, docente, directora teatral y ahora la nueva directora de la marca enfocada al teatro, Alboe, nos habló apasionadamente sobre su trabajo en dicho arte así como su camino en él.

La Escuela de Iniciación Artística Ángela Peralta del INBA fue el lugar donde la pasión por esta arte creció: Yo llegué a una clase con el maestro Daniel Herrera Vázquez, le dije que no quería actuar y él accedió a tenerme como oyente. Curiosamente, fue la obra “Los Cuervos Están de Luto” de Hugo Argüelles quién la obligó a actuar a pesar de no tener ninguna experiencia en ello, así fue como con el personaje de Piedad comenzó su historia en el teatro.

Poco después de esta tropezada decisión, la ahora actriz Elvia Luna se unió a un grupo de teatro independiente: Me invitaron a participar en una obra de Tennessee Williams que se llama “De repente, el último verano” donde interpreté a Catherine Holly y fue con esa obra con la que empecé a sentir lo que es realmente el teatro. Gracias a este nuevo acercamiento la actriz Elvia Luna se muda a la Ciudad de México.

Me fui con mucha inconsciencia, pero es la inconsciencia de la edad ¡y que bueno! Porque si no lo hubiera hecho en ese momento, no lo hubiera hecho después.

Maestra Elvia Luna.

Este cambio tan repentino la aproxima rápidamente a conocer de otra manera el teatro, se da cuenta de que las imágenes que veía en su cabeza eran parte de una técnica teatral que nunca había sido mencionada en sus clases anteriores y esto se convierte en uno de sus mejores recursos.

Te encuentras con tus propias emociones, con tus propios sentimientos pero se los das a alguien y ese alguien está en el papel al que tienes que entender y que te demanda emociones. No eres tú, pero uno le presta su cuerpo, le presta todo lo que tenga para darle vida al personaje.

Maestra Elvia Luna.

Naturalmente la pasión por el teatro comienza a inundar el ser de la actriz Elvia Luna cuando las revelaciones que se originan en su interior merman su manera de ver el teatro, el encontrar y desencontrar fue una parte fundamental para que ella pudiera reconocerse como actriz: Descubrí que la sensibilidad no es nada más lo que uno siente, sino qué sienten los demás, qué siente el personaje, por qué está así, qué le pasó. No es uno, sino ese personaje al que le tienes que dar vida, entonces también es una autoexploración porque el trabajo del autor es introspectivo, además.

Así mismo, la mezcla de emociones al darle vida a un personaje parece ser un trabajo fuerte ya que ella como actriz describe dos emociones muy opuestas como lo es la desgracia y tristeza que el personaje debe sentir, contra el gusto de la actriz al saber que puede llevar a la realidad un ente que solamente existía en medio de las páginas: Todo esto es un bagaje que te va autodescubriendo.

Fotografía por Alan Segura para Mexa Producciones.

Las palabras de la maestra Elvia Luna fueron como una pequeña cátedra mientras los ruidos del exterior se colaban levemente entre los micrófonos y así, tocó un hecho que parece ser común al interpretar un nuevo personaje, ¿cómo puede una actriz separar su personalidad de la de un personaje?: Eso me pasó cuando interpreté a Catherine Holly, me despertaba en la madrugada y recitaba los diálogos, estuve muy ligada a ese personaje pero era principiante. ¿Cómo hacerle? Pues, debemos de crear nuestras propias condiciones de cómo abordar el personaje, salirnos de él y volver a entrar cuando inicia la temporada.

Para prestarle tu cuerpo y sentimientos a una persona que sólo existe en un papel se deben tener ciertos límites y descansos para poder vivir tu vida real. Esa fortaleza psíquica para poder frenar al personaje y no dejar que se adueñe de tu realidad es una cuestión de experiencia.

Suena complicado tener que fragmentar tu mente y al mismo tiempo tener que crear una barrera para no convertir al personaje en tu realidad, pero para las actrices y actores, esto se convierte en su cotidianidad: Los que han interpretado a Otelo, por ejemplo, no asesinan a la actriz todos los días, ¿verdad? Porque el teatro también convence, entonces también tienes que sabértelas arreglar para que a la par de darlo todo, te des cuenta de que es ficción […] Estás viviendo el personaje dentro de la ficción, ya tu vida es otra.

Es así como cada quien adapta sus rituales para desprenderse de los personajes cuando se bajan del escenario porque arriba de él se crean mundos donde las actrices y actores deben coexistir para hacerlos reales y ¿cómo es posible crear esta atmósfera?: Lo ideal es que haya empatía entre los actores pero si ya se aceptó un trabajo, una obra y al director, entra la responsabilidad de cada uno aunque no exista este ideal de compatibilidad. […] Y hay trabajos mal logrados porque se nota en escena, se nota cuando hay una empatía entre los actores, cuando congenian, cuando se entienden… ¡Todo se nota en escena!

Y en el teatro nunca he sentido competencia, cada quién tiene que hacer su trabajo y es como un rompecabezas, aún el que está en la esquinita es válido […], todos van a ser estrellas porque todos lo harán bien.

Maestra Elvia Luna.

La pasión por el teatro creció al conocer todos los detalles que lo componen desde dentro, el moverse a un lugar donde las clases eran diferentes y más completas hizo que la maestra Elvia Luna se convenciera aún más de querer vivir por y para este arte: Aquí vine a descubrir el trabajo interno que es una cosa maravillosa, me parece extraordinaria porque nos descubrimos a nosotros mismos y somos sensibles a los demás pero lo que es muy difícil es el medio laboral, dónde trabajar para vivir de esto. Ahorita es muy difícil, no hay trabajo; hay que buscarlo por otros medios.

Y fue precisamente estas oportunidades limitadas para conseguir empleo las que la pusieron frente a otra de sus vocaciones, la docencia y fue por ese mismo camino donde, paralelamente, se convirtió en directora: Cuando eres maestra de teatro, la consecuencia es dirigir, no hay más opción y personalmente disfruto mucho del proceso.

Es en este proceso donde ella elije la obra que ha estado dando vueltas por su cabeza y comienza a buscar actrices y actores que le darán vida a los personajes: La aceptación del público depende del casting, saber que es el actor ideal; cuando ves películas u obras de teatro y dices “no, yo no puedo imaginar a otro actor u otra actriz en este personaje” ese es el trabajo maravilloso que hacen.

Tu equipo emocional es el que se va a moldear y ese es el que tiene que estar dispuesto. Atletas emocionales, como dice un maestro. […] La ficción no es nuestra realidad pero lo que sentimos sí, hay que ser honestos y no sentir poquito.

Maestra Elvia Luna.

Ser actriz o actor implica mucho entrenamiento y conocimientos que se adquieren tanto dentro de las aulas como en la experiencia: Cuando se empieza la carrera, desde cero, tienes que entrenar el cuerpo, independientemente de tu equipo emocional; tienes que entrenar la voz de acuerdo al espacio que vas a manejar porque no es lo mismo un foro para 100 personas que uno para 500. En una escuela de actuación los alumnos se enfrentan a un entrenamiento más riguroso y puntualizado.

Fotografía por Alan Segura para Mexa Producciones.

Sin duda, la experiencia y pasión de la maestra Elvia Luna es el motor de todos los proyectos que ha realizado y ahora, impregna esa esencia a Alboe una compañía que, junto a un grupo de teatro, buscarán aproximar el teatro hacia el público: ‘Alborada de Elvia’ es lo que significa el nombre Alboe y junto con el grupo de teatro IX Cabras Ultramarinas (que he dirigido desde hace tiempo) pretendemos levantar distintas puestas en escena, invitar actores, hacer monólogos y diálogos entre actores.

Aunque no sea lo mismo, el teatro también ha tenido que adaptarse a la situación pandémica y es por eso que, con el apoyo de Grupo Filmtec, se pretende llevar todos estos proyectos de una manera virtual; poco a poco los proyectos de Alboe se están consolidando y hasta ahora, tenemos dos confirmados: Próximamente estaremos dando clases en línea, uno de los proyectos tiene que ver con tres escritoras mexicanas, dos de ellas son dramaturgas (Elena Garro y Luisa Josefina Hernández) y la narradora que es Inés Arredondo; el otro proyecto es iniciación al arte teatral, aquí conocerán la génesis y el desarrollo de toda la humanidad —a grandes rasgos—, esto para quienes tengan la inquietud de conocer qué es el teatro.

Estas clases están dirigidas a cualquier persona que tenga interés por el teatro y su historia, el hecho de jamás haber tenido algún acercamiento a esta arte no significa que no se pueda hacer pero como nos ha enseñado la maestra Elvia Luna, esto debe tomarse con responsabilidad y respeto, tomar en serio el compromiso, leer y analizar.

Diseño por Luis Reyes.

El teatro puede llevarte a vivir otras realidades, a la autoexploración y el autoconocimiento, todo esto sin dejar tu mundo olvidado. Es la perfecta sinergia entre la realidad y la fantasía.

Cuando se conoce el teatro sólo hay dos disyuntivas: o te quedas y te apasionas o te vas.

Maestra Elvia Luna.


RHUTV

Current track
TITLE
ARTIST